Hamaca de bebé Crítica - Septiembre 2017

Camila compara los cuatro últimos Hamaca de bebé

Camila G.
BabyBjörn Balance Soft
BabyBjörn Balance Soft
4moms Mamaroo 3.0
4moms Mamaroo 3.0
Mattel Baby Gear
Mattel Baby Gear
Fisher-Price Crece Conmigo
Fisher-Price Crece Conmigo

No le des más vueltas. Que el bebé se sienta a gusto en casa es imprescindible para que el resto de los residentes también lo estén. Por ello, su hamaca (también conocida como grandulita) debe elegirse con sumo cuidado, dado que si los resultados no son satisfactorios su propietario no tardará en dar constancia de ello. ¿Presenta un diseño ergonómico? ¿Es lavable? ¿El balancín funciona con fluidez? ¿La superficie es confortable? Hoy pasamos revista a algunas de las mejores propuestas del mercado.

Ganador
BabyBjörn Balance Soft

BabyBjörn Balance Soft

Resultado del test

9.5

de cada 10

Estímulos
No posee balancín
Textil
Acolchado y con colores neutros
Ventajas

Respaldo ergonómico

Plegable

Desventajas

No contiene juegos

4moms Mamaroo 3.0

4moms Mamaroo 3.0

Resultado del test

9

de cada 10

Estímulos
Sistema autobalanceable, juegos y conexión móvil
Textil
Lavable y con colores llamativos
Ventajas

Motivos divertidos

Multifunción

Desventajas

Costosa

Difícil de montar

Calidad-precio
Mattel Baby Gear

Mattel Baby Gear

Resultado del test

8.5

de cada 10

Estímulos
Posee balancín, sonidos y vibraciones
Textil
Lavable, con motivos divertidos y colores vivos
Ventajas

Funcional

Estímulo permanente

Se pliega con facilidad

Desventajas

No ahorra demasiado espacio

Fisher-Price Crece Conmigo

Fisher-Price Crece Conmigo

Resultado del test

8

de cada 10

Estímulos
Numerosos sonidos y juegos
Textil
Acolchado, lavable y con motivos divertidos
Ventajas

Motivos divertidos

Funcional

Multiusos

Desventajas

Estructura no excesivamente consistente

Baterías de consumo rápido

»
«

El trono del rey (de la casa)

No le des más vueltas. Que el bebé se sienta a gusto en casa es imprescindible para que el resto de los residentes también lo estén. Por ello, su hamaca (también conocida como grandulita) debe elegirse con sumo cuidado, dado que si los resultados no son satisfactorios su propietario no tardará en dar constancia de ello. ¿Presenta un diseño ergonómico? ¿Es lavable? ¿El balancín funciona con fluidez? ¿La superficie es confortable? Hoy pasamos revista a algunas de las mejores propuestas del mercado.

Un examen en plena siesta

La siesta es muy importante para el adulto e inevitable para el bebé. Así, hemos aprovechado esta circunstancia para colocar al bebé sobre la hamaca durante una breve siesta. Paralelamente, hemos sometido cada referencia a una amplia gama de tirones, golpes, movimientos bruscos y contacto con líquidos. No ha sido fácil para ella, desde luego.


@Maeunkyung.pixabay.com

¿Cómo debe ser una buena hamaca para bebé?

Partiendo de la premisa de que el principal interesado en la hamaca no nos da demasiada información para elegirla, estas son las cualidades que hay que observar con mayor detenimiento:
  • Diseño ergonómico: la superficie (preferentemente con textil acolchado) debe adaptarse por completo a la silueta del bebé, a fin de garantizar no solo su comodidad sino su seguridad.
  • Funciones disponibles: una hamaca autobalanceable es una opción interesante para que la criatura se distraiga junto a otros juegos (que, por cierto, no estaría de más que los incluya). En cualquier caso, un balancín con sonidos también puede dar buenos resultados. Lo más importante es que el bebé tenga un estímulo más o menos constante (sin sobreexcitarlo, se entiende).
  • Colores: o diseño, si se prefiere. Lo más recomendable son los tonos claros si se busca la tranquilidad (si va a servir, preferentemente, para la siesta) y los colores vivos si se quiere que la hamaca sea un espacio de juegos. En general, los motivos divertidos tienden a agradar a los niños mientras que los acabados uniformes le ayudan a dormir.
  • Estabilidad y estructura plegable: que la grandulita sea plegable es siempre una ventaja. Dado que casi todas lo son, conviene asegurarse de que pueda plegarse con facilidad. Ello no puede ir en detrimento de una estructura sólida que refuerce la seguridad del bebé y que soporte sus movimientos. Además, para que el modelo sea apto tiene que disponer de cierto ángulo de visión para el niño.
 

@Cimabue.pixabay.com

Un test autobalanceable

BabyBjörn Balance Soft

Es uno de los modelos de referencia del mercado, con una concepción muy particular de lo que debe ser una grandulita. Esta hamaca está claramente orientada a facilitar el descanso (una siesta en condiciones, vamos), con un diseño confortable sobre una suave base de textil acolchado. Los colores escogidos, marrones claros, dibujan una propuesta muy elegante. Además, cabeza y espalda descansan debidamente en un respaldo ergonómico. No dispone de sistema de balancín, por lo que no puede negarse que no es precisamente la mejor grandulita para los juegos (apenas ejerce estímulo alguno sobre el niño y carece de sonidos). Y aun siendo plegable, tal vez requiera cierto esfuerzo para montar su estructura. Una referencia que agrada a los padres y serena a los bebés.

Fisher-Price Crece Conmigo

Si hubiera que escoger exactamente a la antítesis de la grandulita anterior sería esta propuesta de Fisher-Price. Con destacados motivos divertidos en su superficie, las opciones lúdicas se completan con una barra de juegos que puede plegarse o desmontarse sin problemas y numerosos sonidos. Por otro lado, el sistema de balancín es igualmente sencillo de instalar y utilizar. Una ventaja añadida es que su confortable superficie de textil acolchado es lavable. Cabría reprocharle que su estructura no es excesivamente consistente (tampoco es que se vaya a desmoronar en cualquier momento, tranquilos). También le perjudica que las pilas del balancín y los juegos se consuman rápido. Una grandulita para jugar y, a lo mejor, incluso echar una siesta.

4moms Mamaroo 3.0

Una hamaca de altos vuelos (como nos anticipa su precio, por otro lado). Su estructura plegable y lavable responde a cualquier estímulo del bebé, activando diferentes funciones para los juegos o para la siesta. Dispone, asimismo, de un sensor de cinco velocidades para su sistema autobalanceable y su ángulo de visión es correcto. Cuenta con algunos motivos divertidos y muchas de sus funciones pueden conectarse con dispositivos móviles (lo que permite su control remoto). Lógicamente, se trata de un modelo no apto para todos los bolsillos. Por otro lado, no es sencilla de manejar en primer término (tómate tu tiempo para montarla). Una grandulita para bebés exigentes.

Mattel Baby Gear

Mattel es garantía de diversión y sorprende con un modelo sencillo pero que reúne todas las características exigibles (plegable, lavable, motivos divertidos, colores vivos, superficie de textil acolchado, parcialmente autobalanceable, sonidos y vibraciones...). Sus patas antideslizantes ofrecen una mayor seguridad, incluso cuando se activa su función como balancín. Apto para jugar por su estímulo permanente, quizá no sea la mejor propuesta para relajarse (aunque su posición horizontal facilita el sueño). Se pliega con facilidad, sí, pero no ahorra demasiado espacio tras esta acción. Ofrece un buen ángulo de visión. Una hamaca funcional y multiusos.


@Tammydz.pixabay.com

Las hamacas ganadoras

La mejor hamaca

Confesamos que nos hemos rendido a la sobriedad y la clase que destila la BabyBjörn Balance Soft. Y a su seguridad.

La mejor relación calidad/precio

Resulta difícil encontrar una grandulita que mejore la relación calidad/precio de la Mattel Baby Gear.

Toallitas de bebé, la comparativa definitiva.

×

Cerrar