Circuito de canicas Crítica - Noviembre 2017

Camila compara los cinco últimos Circuito de canicas

Camila G.
SpaceRail Level 2
SpaceRail Level 2
Buki - Canicas intrépidas
Buki - Canicas intrépidas
Perplexus Original
Perplexus Original
Quercetti 6580
Quercetti 6580
Circuito de Bolas Deuba
Circuito de Bolas Deuba

Circuitos de bolas hay muchos, algunos están pensados para los niños más pequeños, otros sin embargo ofrecen cierta dificultad a la hora de su montaje; unos están fabricados de forma sencilla a modo de toboganes interconectados y otros incluyen detalles que requieren cierta pericia a la hora de dirigir las canicas. Para hacer mi comparativa decidí incluir modelos de diferentes tipos, adaptados a distintas edades y con un cierto nivel de dificultad (dejando fuera los más básicos y los extremadamente complicados) y, pensando en que fuesen accesibles para todos los bolsillos, me he decantado por los circuitos de un precio medio tirando a bajo. Esta elección se ha basado en mis gustos y preferencias personales. Además, cabe destacar que la elección del mejor producto destaca entre los modelos de la comparativa, pero no significa que no haya mejores modelos en el mercado y que he elegido productos con un valor inferior a 30€

Ganador
SpaceRail Level 2

SpaceRail Level 2

Resultado del test

9.8

de cada 10

Peso
798 g
Dimensiones del producto
39,8 x 23,2 x 7 cm
Edad mínima recomendada (por el fabricante)
-
Material
Metal
Ventajas

Brilla en la oscuridad

Incluye un ascensor

Diseño en forma de montaña rusa

Desventajas

Edad mínima: > 15 años

Montaje difícil

Calidad-precio
Buki - Canicas intrépidas

Buki - Canicas intrépidas

Resultado del test

9.5

de cada 10

Peso
898 g
Dimensiones del producto
33 x 8 x 28 cm
Edad mínima recomendada (por el fabricante)
5 - 12 años
Material
Plástico
Ventajas

Precio asequible

Instrucciones muy bien explicadas

Desventajas

Destinado a niños pequeños

Torres con poca estabilidad

Perplexus Original

Perplexus Original

Resultado del test

9.2

de cada 10

Peso
340 g
Dimensiones del producto
19,8 x 18,2 x 20 cm
Edad mínima recomendada (por el fabricante)
> 6 años
Material
Plastique Renforcé
Ventajas

No necesita montaje

Diseño integrado dentro de una esfera

Desventajas

Precio excesivo

Demasiados obstáculos

Quercetti 6580

Quercetti 6580

Resultado del test

8.8

de cada 10

Peso
1,1 Kg
Dimensiones del producto
9 x 34 x 40 cm
Edad mínima recomendada (por el fabricante)
> 4 años
Material
Plástico
Ventajas

Montaje sencillo

Estable

Desventajas

Piezas poco sólidas

Bolas de plástico

Circuito de Bolas Deuba

Circuito de Bolas Deuba

Resultado del test

8.5

de cada 10

Peso
1,5 Kg
Dimensiones del producto
38,6 x 31,2 x 12,4 cm
Edad mínima recomendada (por el fabricante)
> 4 años
Material
Plástico
Ventajas

Incentiva el desarrollo motriz

Montaje y desmontaje con facilidad

Desventajas

Embalaje: caja de cartón kraft lisa

Canicas de plástico

»
«

Un circuito de canicas es el regalo para niños ideal tanto para navidad como cumpleaños

Circuitos de canicas: juguetes educativos que potencian las habilidades de los niños

Con esferas de vidrio o con bolas de metal, discurriendo por recorridos sencillos o por enrevesadas pistas de diferentes niveles, los circuitos de canicas potencian la atención del niño además de desarrollar su capacidad de concentración y su habilidad motriz (construcción de las pistas del circuito). Disponibles en diferentes materiales, con distintos niveles de dificultad y con todo tipo de extras (resortes, luces, lanzadores...), estos juegos son una excelente elección como regalo para cumpleaños o navidad y mantendrán entretenidos no solo a los peques sino a toda la familia.

Puntos básicos en los que me fijado a la hora de realizar mi selección

Circuitos de bolas hay muchos, algunos están pensados para los niños más pequeños, otros sin embargo ofrecen cierta dificultad a la hora de su montaje; unos están fabricados de forma sencilla a modo de toboganes interconectados y otros incluyen detalles que requieren cierta pericia a la hora de dirigir las canicas. Para hacer mi comparativa decidí incluir modelos de diferentes tipos, adaptados a distintas edades y con un cierto nivel de dificultad (dejando fuera los más básicos y los extremadamente complicados) y, pensando en que fuesen accesibles para todos los bolsillos, me he decantado por los circuitos de un precio medio tirando a bajo. Esta elección se ha basado en mis gustos y preferencias personales. Además, cabe destacar que la elección del mejor producto destaca entre los modelos de la comparativa, pero no significa que no haya mejores modelos en el mercado y que he elegido productos con un valor inferior a 30€

@Kristin Gründler/Fotolia.com

Criterios a seguir antes de adquirir un circuito de canicas

¿Para quién vas a comprar el circuito de canicas? Esta es la pregunta primordial antes de decidirte por ningún modelo. Si es para un niño muy pequeño elige una pista que se construya con piezas grandes para que el peque pueda manejarlas y montarlas sin dificultad, de colores alegres para que llamen su atención y con recorridos sencillos para que no “se pierda” siguiendo la bola. Si se trata de un regalo para un niño de más de ocho o diez años apuesta por los circuitos largos y sinuosos, que se puedan montar de diferentes formas y que incluyan extras como pasarelas, piezas giratorias, espirales complicadas... Conseguirás que el pequeño se divierta no solo haciendo rodar las canicas sino también mientras crea la pista.

Comparativa: cinco circuitos infantiles de canicas a examen

A continuación, voy a reseñar los cinco modelos que he analizado. Todos tienen pros y contras pero todos son magníficos juguetes capaces de despertar el interés de los niños, así como de estimular su coordinación visual y motora y de forzar su razonamiento lógico.

SpaceRail Level 2

Este circuito es una auténtica montaña rusa a dos niveles y esconde una sorpresa que se desvela en la oscuridad.

El modelo está compuesto por tubos flexibles que forman un doble raíl por el que circulan las bolas metálicas. En total son 10 metros de tubo que, al apagar las luces, brillan en la oscuridad creando un efecto de fluorescencia sorprendente. La pista cuenta además con un ascensor que funciona con pilas y tres bolas de 1 cm de diámetro que correrán veloces por las sinuosas curvas del circuito. Entre los pros del modelo destacaría su vistosidad nocturna y su diseño en forma de montaña rusa (más largo que alto). Como contras indicaría que puede resultar difícil de montar y que no es apto para todos los públicos (como edad mínima aconsejan más de 15 años aunque creo que un niño de 10, con ayuda, podría montarlo).

@tookapic/pixabay.com

Perpleux Original

Singular modelo que transporta al clásico circuito de canicas a otra dimensión.

La originalidad del Perpleux radica en su diseño, un complejo, denso y compacto laberinto incluido dentro de una esfera transparente. La bola recorre los diferentes niveles, pistas, tubos y obstáculos con ayuda del movimiento que el niño genere con sus manos en la superficie exterior de la esfera. Con este juguete la coordinación entre el ojo y la mano es primordial, pero también el razonamiento, pues el niño deberá decidir cómo mover la esfera para que la bola interior siga un trayecto u otro. Este es uno de esos juegos en los que la dificultad aumenta a medida que se avanza de un nivel al otro, por lo que promete mantener al público infantil (y a más de un adulto) entretenido durante horas. ¿Pros? Su diseño integrado dentro de una esfera y que no necesita montaje (perfecto para llevar de viaje). En contra diría que su precio es un poco caro en comparación con los otros modelos y que tantos obstáculos (hasta 100) en tan poco espacio pueden llegar a “marear” a los niños más pequeños que terminarán por cansarse antes de empezar a dominar el juego.

Buki canicas intrépidas

Circuito tradicional de alegres colores, con diferentes posibilidades de montaje y apto para los más pequeños de la casa.

El Buki ofrece el típico diseño que se nos viene a la cabeza cuando alguien nos habla de un circuito de canicas. Está formado por seis columnas unidas por puentes y pasarelas, creadas a partir de una serie de piezas que se ensamblan entre sí. El resultado es un modelo que entretendrá a los más jóvenes cuando encajen sus 70 piezas y que les divertirá cuando vean circular por sus pistas las 10 bolas incluidas en la caja. Entre las ventajas de este modelo destacaría que trae unas instrucciones muy bien explicadas (pensadas para que los niños puedan interpretarlas por sí mismos) y que tiene un precio muy ajustado. En contra podría decir que, una vez montado, las torres ofrecen poca estabilidad y que, al ser muy básico, está destinado solo a los niños más pequeños.

Quercetti Migoga Marble Run

Circuito de seis torres con bolas de plástico y lanzadores, ¿echamos una carrera?

Este modelo está diseñado específicamente para el entretenimiento de los más pequeños (a partir de 4 años). Consta de 106 piezas de vivos colores, de tamaño grande y con cantos romos que facilitan la manipulación por parte de los niños sin peligro de accidente o corte. Se puede montar de diferentes formas e incluye, además de molinetes, toboganes y túneles, cuatro lanzadores que se pueden colocar tanto arriba, para que las bolas bajen a mayor velocidad, como abajo para impulsarlas. Entre los pros de este circuito de canicas apuntaría que, gracias a las bases de sus torreones, es muy estable y que su montaje es realmente sencillo. ¿Contras? Creo que las piezas no son tan sólidas como en los otros modelos de mi comparativa. Las bolas son de plástico por lo que pesan menos y, por tanto, se mueven con menor rapidez

@SofiLayla/Pixabay.com

Circuito de bolas Deuba

Pista de canicas con multitud de posibilidades de construcción, gran cantidad de bolas y de fácil montaje.

Este modelo es muy versátil en su construcción ya que permite levantar no solo seis columnas, sino ocho, diez..., y unirlas mediante puentes, toboganes y túneles a diferentes alturas. En total este modelo consta de 111 piezas para ensamblar y 36 bolas que, circulando juntas por toda su extensión convierten al circuito en una auténtica autopista en hora punta. Sus piezas grandes y manejables lo hacen apto para niños de tres años en adelante y su diseño sin complicaciones promete que los mantendrá alerta y entretenidos durante largas sesiones de juegos. Como pros de este circuito destacaría su fácil montaje y desmontaje y que es un magnífico ejemplo de juguetes para el desarrollo motriz de los niños más pequeños. En contra, podría decir que se presenta en una caja de cartón kraft lisa y, por tanto, desmerece como regalo de cumpleaños o navidad. Sus canicas son de plástico por lo que se mueven con menor agilidad por las pistas.

El mejor circuito de canicas

Tras esta comparativa de juegos infantiles con las canicas y los circuitos como protagonistas, he llegado a la conclusión de que, entre los cinco modelos de mi selección, el mejor es el SpaceRail Level 2. Su diseño es realmente bueno, tanto que, una vez montado, podría ser un magnífico adorno para colocar en la habitación y disfrutar de su luminiscencia durante la noche. Es complicado de montar y no apto para los más pequeños, pero su extensión, la velocidad con la que se mueven las bolas por sus tubos y el añadido de su ascensor lo convierte en uno de esos regalos de navidad que conquistarán a niños y no tan niños.

En cuanto al mejor circuito en relación calidad-precio, creo que me quedo con el Buki. ¿Por qué? Pues por su sencillez. Tiene un número de piezas que no dificulta su montaje pero que consigue crear un nudo de pistas a todo color que embelesará a los más jóvenes de la casa. Y, por supuesto, ofrece un precio más que interesante.

Si tienes un viaje en mente con los más pequeños de la casa, echa un vistazo a nuestra comparativa de maleta de viaje infantil

 

×

Cerrar